Seguidores

domingo, 28 de enero de 2018

HABLEMOS DEL HAIKU


Mis queridos amigos:

Hoy deseo hablarles del Haiku, ya que observo una proliferación incorrecta en las redes de esta poesía japonesa.

Tan solo quiero dejarles cuatro pinceladas para ayudarles a componer esta poesía.

Llevo años estudiándola y poco me atrevo a aventurarme a saberlos componer correctamente, por tal motivo, antes de dejarles un mal ejemplo, me he abstenido de hacerlo hasta hoy.

No obstante les dejo un par de ellos.

Con tantas flores
en esta primavera
son un regalo.

El sol se oculta
ante la luz de luna
hasta mañana.



Un Haiku tradicional ha de cumplir todos estos requisitos:
§  No debe llevar título.
§  No debe tener rima.
§  Se compone de tres versos con métrica exacta 5-7-5.
§  El conteo de métrica se hace igual que con la poesía occidental (tomando en cuenta sinalefas y palabras agudas o esdrújulas en el fin del verso).
§  Debe haber Kireji en segundo o tercer verso, que habla de otra cosa diferente.
§  Debe tener Kigo directo o indirecto, refiere una estación ya sea primavera, verano, otoño e invierno
§  Es una observación de la naturaleza y el hombre en el aquí y el ahora.
§  Debe excluir el yo, así como todo sentimiento y lirismo, evitando demasiados verbos  y No admite metáforas.
§  El Hokku (muy parecido al Haiku) en cambio, tiene opcional el Kireji y si admite metáforas, personificaciones y subjetivismo. Todo lo demás es como el Haiku.
§  El Senryu por otro lado, no lleva Kigo ni Kireji y admite todo tipo de lirismo y no se restringe ni a la naturaleza, ni al presente.
Bueno amigos, os vuelvo a dar señales de vida y agradezco todas sus visitas, aunque todavía no les puedo corresponder.
Mis piernas han mejorado mucho con las dos intervenciones, pero tengo otras teclas que afinar y no deseo volver hasta estar más recuperada.

Como siempre les dejo mi beso de ternura y tengan la seguridad que me acuerdo de ustedes y rezo por todos.


martes, 19 de diciembre de 2017

FELIZ NAVIDAD, SIGO A SU LADO


Mis queridos amigos:

Ya se acerca la Navidad y paso a desearles unas santas fiestas navideñas y lo mejor de lo mejor para el año nuevo, que no es otra cosa que pedirles que se amen.

Les dejo una bonita pintura de Alessandro di Mariano di Vanni Filipepi, o popularmente, Sandro Botticelli (1444-1510.

Sean felices y hagan felices a cuántos conozcan.


Les dejo mi beso de ternura, hasta que vuelva.